Teletrabajo, horario flexible y semanas de trabajo más cortas se están poniendo de moda. Si estás buscando maneras innovadoras para que tu empresa pueda ayudar a reducir la congestión vial, mejorar la forma en la que todos trabajamos, jugamos y vivimos, este artículo te ayudará a comenzar.

Los empleadores se han vuelto cada vez más conscientes de la necesidad de condiciones de trabajo flexibles para sus empleados.

Esta concienciación ha llevado al desarrollo de varias alternativas creativas que otorgan a los empleados la libertad de equilibrar sus compromisos en el trabajo con sus compromisos en el hogar.

Dos de las alternativas más comunes son el teletrabajo y los horarios flexibles. El teletrabajo es un acuerdo en el cual el empleado puede hacer todo o parte de su trabajo desde una oficina en casa, un ejemplo de teletrabajo autónomo es el de los asistentes virtuales. Los programas de horario flexible, por otro lado, les dan a los empleados un grado de flexibilidad para determinar sus horas de trabajo.

Ambos pueden proporcionar un gran beneficio para las pyme tanto en la moral de los empleados como en su productividad. Pero para tener éxito, ambas alternativas requieren la creación de una política escrita que describa las expectativas y limitaciones del programa.

Teletrabajo

En primer lugar, tu política de teletrabajo necesita aclarar la frecuencia con la cual se les permitirá a los empleados trabajar desde casa. La mayoría de los empleados esperan tener la libertad de trabajar desde su casa ocasionalmente, especialmente en el caso de que ellos o uno de sus hijos esté enfermo. Dicho sea de paso, también es un gran beneficio para tí, porque lo último que necesitas es un empleado enfermo que infecte con gripe a la mitad de tu equipo de trabajo.

Sin embargo, algunos empleados querrán trabajar desde casa de forma regular. Ciertos tipos de trabajos se adaptan mejor a un horario regular de teletrabajo que otros. Por ejemplo, el teletrabajo obviamente no es una opción para la recepcionista de tu compañía, pero sí podría ser para la persona que mantiene el sitio web. Aun así, se espera que todos los teletrabajadores se presenten a la oficina personalmente al menos una vez a la semana.

Parte de la atracción del teletrabajo es que les permite a los empleados un alto grado de flexibilidad para determinar cuándo son productivos. Por esa razón, trata de no obsesionarte con lo que tu empleado está haciendo hora por hora. En cambio, evalúa el desempeño de los teletrabajadores en función de la capacidad para completar las tareas que les has asignado dentro de un período de tiempo específico.

Horario Flexible

Al igual que las políticas de teletrabajo, las políticas de horario flexible varían de acuerdo con tu tipo de negocio y las demandas del lugar de trabajo.

Si el horario flexible es una alternativa viable para tus empleados, hay distintas opciones que puedes elegir incluir en su contrato.
Una opción es permitirles a tus empleados elegir el momento en que comenzarán y finalizarán su jornada laboral en función de un marco de tiempo que especifiques. Por ejemplo, los empleados pueden tener la libertad de comenzar su turno de ocho horas en cualquier momento entre las 7:00 a.m. y 10:00 a.m. Dependiendo de a qué hora comienzan, su jornada laboral finaliza entre las 3:00 p.m. y 6:00 p.m. Esta alternativa es especialmente atractiva para los empleados que tienen como responsabilidades el cuidado de niños antes y después de la escuela.

Otra opción es permitirles a los empleados trabajar en un horario de 4 días y 10 horas en lugar de uno de 5 días y 8 horas. Si decides permitir esta opción, debes considerar cómo repercute en el lugar de trabajo si una parte importante del personal no se encuentra alrededor de un día a la semana (generalmente el viernes). En algunos casos, puede ser apropiado distribuir los días libres a lo largo de la semana laboral.

Traducción del artículo Telecommunting & Flex Policies en Gaebler 

¡Déjanos tus comentarios en Facebook!
Share This