¿Quieres ser asistente virtual?

La asistencia virtual es una opción de emprendimiento rentable, sostenible y escalable que te permite teletrabajar de forma autónoma desde casa o desde cualquier lugar del mundo.

No obstante, en la vida no todo es color de rosa. Toda profesión u oficio tiene sus pro y sus contra. Por ello, conviene evaluar las ventajas y desventajas que ofrece esta novedosa forma de emprender antes de decidir si es la opción adecuada para ti.

Conoce lo bueno, lo malo y lo feo de ser asistente virtual:

Lo Bueno

Una de las mayores ventajas de ser asistente virtual es poder trabajar de forma remota desde casa. De hecho, es por ello que nos denominamos asistentes virtuales.

Para quienes hemos trabajado previamente en el mundo corporativo cumpliendo un horario fijo, trabajar desde casa es casi demasiado bueno para ser cierto: establecer tu propio horario, evitar pasar largas horas en el tráfico, poder vestir como quieras, pasar más tiempo con la familia,  son sólo algunos de los múltiples beneficios del estilo de vida del asistente virtual.

La libertad e independencia que otorga el ser dueño/a de tu propio negocio es otra ventaja. Eres tu quien evalúa tus propias habilidades y competencias para determinar qué servicios ofrecerás a tus clientes. Tú decides para quien trabajarás, que tipo de servicios prestarás y cuánto trabajo aceptarás realizar.

Puedes trabajar a tiempo completo o parcial, dependiendo de tus necesidades y disponibilidad. Con el tiempo, puedes desarrollar un equipo de asistentes virtuales o sub-contratar algunas tareas.

Adicionalmente, puedes trabajar desde cualquier lugar del mundo si así lo deseas. Tu negocio es portátil, lo que te permite una gran flexibilidad. Sólo necesitas un computador y buena conexión a Internet para trabajar.

Por último, al ser una industria relativamente nueva -en especial en países de habla hispana- tienes oportunidades ilimitadas para crecer y desarrollarte. Incluso puedes convertirte en pionero/a en tu país o en tu localidad y participar en difundir este concepto entre profesionales y empresarios que no lo conocen.

Lo Malo

Mujer trabajando y doblando ropa

¡No es buena idea trabajar y atender los quehaceres del hogar al mismo tiempo!

Trabajar desde casa conlleva ciertos retos particulares. Se requiere mucha dedicación y disciplina. Tendrás que lidiar con distracciones que normalmente no se presentan en un entorno de oficina “tradicional”.

Tu familia puede convertirse en tu principal fuente de distracción: pidiéndote que interrumpas tu trabajo para realizar tareas domésticas, atender problemas o simplemente reclamando tu atención.

Debes dejarles claro que aunque controlas tu propio horario tienes un trabajo y compromisos adquiridos con tus clientes. Por tanto, aunque estés en casa no necesariamente estás disponible 24/7.

Otros factores de distracción comunes pueden ser el televisor, llamadas telefónicas personales e incluso incapacidad de concentrarte por excesiva comodidad 😉

Para lograr el éxito al trabajar desde casa como asistente virtual debes tener la capacidad de superar estas distracciones, establecer límites y entender tus propias limitaciones.

Es vital que cuentes con un espacio adecuado para trabajar. En un mundo perfecto, este sería una habitación exclusiva para tu oficina dentro de tu casa. Pero no vivimos en un mundo perfecto. Si no cuentas con una habitación deberás reservar un espacio silencioso, bien iluminado y libre de distracciones como el televisor.

¿Se te hace imposible tener un espacio adecuado para trabajar en casa? En este caso, tu sueño de ser asistente virtual puede convertirse rápidamente en pesadilla. Te conviene evaluar otras alternativas como: trabajar en espacios de co-working, en casa de un amigo/a o pariente; alquilar o adquirir un espacio de oficina.

Establece un horario de trabajo. Mantén a raya las distracciones. Comunica tu horario a tu familia y amigos y pídeles que colaboren respetándolo.

La ventaja de establecer tu propio horario se transforma en desventaja si no dedicas suficiente tiempo a tu negocio. Al ser contratista independiente, tus ganancias serán directamente proporcionales a la cantidad de horas que dediques a tu trabajo.

Por último, durante la etapa de inicio deberás dedicar mucho tiempo al desarrollo, lanzamiento y mercadeo de tu negocio. Pudiendo llegar a trabajar más horas que las establecidas en un horario laboral convencional y consecuentemente pasar menos tiempo con tu familia y amigos.

¡Mantener el equilibrio es clave!

No es buena idea trabajar y atender los quehaceres del hogar al mismo tiempoCLICK PARA TWITTEAR

Lo feo

Una de las mayores desventajas de ser asistente virtual es que no recibes beneficios tales como vacaciones y reposo médico. Evidentemente puedes tomarte el tiempo que quieras para vacacionar o atender temas de salud pero no recibirás pago alguno por los días no trabajados.

La libertad e independencia de tener un negocio propio trae consigo una serie de responsabilidades. Deberás costear tu póliza de salud, mantener un registro contable, pagar impuestos y cumplir con los requisitos legales para operar un mono-emprendimiento o microempresa.

Y no olvidemos el capital de trabajo: como cualquier negocio, emprender como asistente virtual requiere de una inversión inicial. Además es recomendable que cuentes con un “colchón” para los primeros seis meses durante los cuales pudieras estar trabajando sin percibir ingreso alguno, realizando actividades de mercadeo y promoción mientras consigues clientes.

Finalmente, el aislamiento pudiera convertirse en un problema si eres una persona muy sociable. Al trabajar desde casa la mayoría de tus contactos se llevarán a cabo de forma virtual, no tendrás compañeros de trabajo con quienes conversar y la mayor parte del tiempo estarás solo/a. Considera si tienes la capacidad de trabajar de forma efectiva bajo estas condiciones.

Ventajas y desventajas de ser asistente virtual

Le pedí a algunas colegas de la Asociación Internacional de Asistentes Virtuales –IVAA– que compartieran su opinión en relación a las ventajas y desventajas de ser un asistente virtual. Acá algunas de sus respuestas:

Caroline Collins - ccsharedservices.com

Caroline Colins
https://ccsharedservices.com

Ventajas = ¡Estar en casa con tu familia! Tu eres tu jefe. No tener que viajar diariamente al trabajo ni lidiar con el tráfico, tú decides cuándo/cómo/con quien trabajar y qué tipo de trabajo realizarás ¡Conectar con personas de todas partes! ¡Aprender tanto de cada aspecto de un negocio y de paso poder ayudar a otras personas a hacer crecer sus negocios también!

Desventajas = No poder llamar a un compañero de trabajo para que se acerque a tu escritorio a ayudarte con algo (los grupos en FB se convierten en el sitio para acudir por ayuda de compañeros de trabajo virtuales). Trabajar sola la mayor parte del tiempo. Para compensar esto necesitas asegurarte de no trabajar largas horas y debes apartar tiempo para conectar con familiares y amigos. En ocasiones el  estar tan absorta en tu negocio pudiera hacerte perder actividades sociales ¡Por ello es importante establecer un horario y apegarte a él!

Heather Francis Bokon - https://yourscribemate.com/

Heather Francis Bokon
https://yourscribemate.com

Ventajas – Me gusta la libertad de tomar mis propias decisiones. Mi esposo suele viajar por su trabajo y me gusta poder acompañarlo si lo deseo. Me agrada el hecho de que si un cliente potencial y yo no encajamos, ambos podemos tomar la decisión de no trabajar juntos. En mi trabajo administrativo en el mundo corporativo no tenía esa flexibilidad. Y terminé trabajando con algunos verdaderos patanes.

Desventajas – Tiendo a ser introvertida y en ocasiones pienso que trabajar como AV me permite inclinarme un poco más de lo debido hacia ese lado de mi personalidad. Esto también me dificulta el hacer el esfuerzo de salir a mercadearme como necesito hacerlo, y eso es una parte importante de este trabajo. También se pasa muchas horas seguidas sentada en una silla y menos tiempo poniéndote de pie para correr a buscar algo a la impresora o ir a la oficina de alguien a escanear algo, etc. Así que tengo que trabajar más duro para ser más activa.

Crystal Pina - Https://streamlineyourmarketing.com

Crystal Pina
https://streamlineyourmarketing.com

“Para mí la mayor ventaja es poder trabajar en torno a mi loco horario familiar. Puedo trabajar a las 10pm si lo deseo. También puedo trabajar desde cualquier lugar. En una ocasión le monté una página de ventas a un cliente mientras estaba sentada en el aeropuerto esperando mi vuelo.

La mayor desventaja es que como trabajo por proyectos, siempre estoy en la búsqueda de nuevos clientes una vez completado el proyecto. Vivo de banquete en hambruna. Un mes produzco el doble de mi meta y el siguiente produzco la mitad de mi meta. Esto dificulta el poder presupuestar cuando no sé lo que vendrá mes por mes. Siempre pago las cosas de contado porque no puedo contar con tener suficientes ingresos para cubrir gastos”.

Janica Smith - https://www.janicasmith.com

Janica Smith

www.PublishingSmith.com
www.InstructionSmith.com

“Para mí la mayor ventaja es tener un negocio portátil. Me encanta viajar y llevarme mi negocio conmigo. En dos oportunidades he podido pasar más tiempo en el hospital con familiares mientras trabajaba desde mi laptop. Y si nos mudamos no me tengo que preocupar por perder clientes y comenzar de nuevo.

La desventaja es que al poder trabajar desde cualquier lugar tengo que tomar decisiones conscientes de tomarme tiempo libre y desconectarme”.

Asistente virtual no es algo que haces, es algo en lo que te conviertes. Es un estilo de vida satisfactorio y remunerador que no escapa de responsabilidades y retos.

Antes de decidir si quieres emprender siguiendo este modelo de negocios, tómate el tiempo de sentarte a elaborar tu propia lista de ventajas y desventajas de ser asistente virtual tanto para ti como para tu familia.

¡Déjanos tus comentarios en Facebook!
Share This