Soy Inma Sánchez Asistente Virtual en España. Mi historia nace hace poco más de un año, pero en mi interior ya se venía gestando la idea desde hace más tiempo. Más que considerarlo una historia de éxito lo considero un camino que voy recorriendo paso a paso, un proceso que desarrollo cada día y que me hace alcanzar mi meta: ayudar a los demás con lo que mejor se me da hacer, la gestión.

¿Cómo empecé esta aventura?

Cuando me planteé realizar un trabajo acorde a mis nuevos valores, conectado de verdad conmigo misma, que me aportara flexibilidad, aprendizaje constante y en el que pudiera desarrollar mi creatividad, me di cuenta de que tenía que estar relacionado con mis mejores capacidades y que además aportara valor a muchas personas. Esto solo podía ser la Asistencia Virtual, una opción de teletrabajo que para mí ha significado la evolución natural de mi experiencia profesional, Secretaria de dirección con muchos años de servicio.

Este nuevo concepto de trabajo me ha permitido construir el estilo de vida que quiero para sentirme libre y realizada, y poder organizar mi tiempo como quiera sin estar atada a un horario, a un lugar de trabajo fijo o bajo las condiciones que marque un empleo “tradicional”.

¿Qué me ayudó en mis inicios?

Establecí formalmente mi negocio con mucha ilusión y mucho miedo, a partes iguales. Y para que no me vencieran los miedos tuve que trabajarme mucho la mentalidad emprendedora. Al principio la sensación de estar frente a un abismo en algunos momentos era inevitable: la simple idea de saber que soy la impulsora de mi negocio y que todo el éxito depende de mi trabajo diario y constante, da vértigo. El miedo se dispara frente a lo desconocido pero siendo consciente de que me lanzo con una red debajo que me sujeta si me caigo, me ayuda a racionalizarlo. Ahora asumo la incertidumbre como parte de ese camino y cada vez la noto más normalizada.

Mi secreto para aminorar esa sensación (por si alguien se encuentra en este mismo punto y le sirve mi experiencia) fue tomar una determinación: confiar en mis posibilidades, no dejar de automotivarme y dar cada paso sin perder de vista la visión que me trajo hasta aquí. Así llegué a comprometerme conmigo misma a realizar el camino que supone ser Asistente Virtual: formarme, aprender nuevas herramientas, leer mucho, buscar clientes, aprender marketing y ventas, conocer el mercado digital… un trayecto largo pero que dando pasos firmes y enfocados me acerca cada día a mi objetivo.

¿Cómo está siendo el camino?

El camino recorrido hasta ahora está siendo muy gratificante, muy nutrido de nuevas relaciones, aprendizajes y por supuesto, errores que duelen al principio y que al recapacitar me traen un aprendizaje, me hacen afinar procesos, técnicas y me animan a seguir fallando, más y mejor.

En estos momentos doy soporte a varios clientes y estoy en búsqueda de colaborar con otros nuevos que me permita seguir viviendo de esta profesión mientras les aporto valor como profesional y como persona.

¿Quieres ser Asistente Virtual?

Si estás planteándote trabajar como Asistente Virtual te recomiendo que empieces realizando un curso para capacitarte. En Profesional Virtual te dan la formación que necesitas y un apoyo permanente una vez acabado ese periodo. Yo misma me formé con Dessire y siempre la recomiendo porque sé que da una formación de calidad: te ayuda a definir tu negocio, tus líneas de servicio, tu especialidad, tus tarifas, etc. y todo lo que se necesita para comenzar.

¿Trabajas como Asistente Virtual?

Si ya te has capacitado y has iniciado tu negocio sin todo el éxito que te gustaría, te animo a que te mantengas focalizada y en activo, autoformándote y probando nuevas herramientas, desarrollando contenidos de calidad, compartiendo conversación con tu público objetivo en las redes sociales… haz, haz y haz, y no te canses de hacer porque tomando prestadas las palabras de Picasso cuando llegue la inspiración, que te pille trabajando, que trasladándolo a nuestro mercado sería algo así como: si llegan los clientes, que te encuentren trabajando, actualizada y en constante evolución, para que quieran quedarse contigo.

¿Quieres formar equipo con un Asistente Virtual?

Si eres emprendedor, profesional independiente o empresario autónomo y necesitas una ayuda en tu negocio, te recomiendo que contrates a un Asistente Virtual, que posea las habilidades y las actitudes que indica tener. Contar con una Asistente Virtual de calidad ayudará a que tu negocio crezca de manera más rápida y ordenada, y te liberará de tareas que te restan tiempo para dedicarte a lo que solo tú puedes hacer por tu negocio.


Inma Sánchez | Asistente Virtual en www.atareadas.com
Mano derecha de emprendedores y pequeñas empresas, a los que ayuda con las tareas administrativas y el marketing digital de sus negocios online, para que dispongan de más tiempo productivo y sientan la tranquilidad de tener en orden su día a día.

¡Déjanos tus comentarios en Facebook!
Share This