En tu negocio como Asistente Virtual es muy fácil caer en la trampa de trabajar todo el día y hacer todo por tu cuenta. Si estás recibiendo un montón de clientes y trabajo repetitivo, lo cual es fantástico y habla acerca de los  dividendos por tus servicios. ¿Qué tal hacer uso de esta ventaja?

La expansión de tu negocio como Asistente Virtual tiene sentido en todos los niveles: tendrás la capacidad de aumentar la base de clientes, tendrás un grupo de otros Asistentes Virtuales para ayudarte de forma regular o según sea necesario, y puedes hacer lentamente la transición de ser un gerente en lugar de hacer todo el trabajo tú mismo.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a expandir tu negocio:

No rechazar clientes.

Si estás tan ocupado que has rechazado clientes, es hora de expandirse. Encuentra un Asistente Virtual o dos para comenzar, lo cual te permitirá ofrecer un trabajo de calidad. Contrata el trabajo con ellos sobre la base de la necesidad. Esto significa que tú te ocupas de tus clientes y que siguen siendo tuyos en todo momento, pero subcontratas parte de tu trabajo a otros asistentes virtuales. El acuerdo del Asistente Virtual es siempre contigo (no con el cliente), y tú les pagas por sus servicios.

La mejor manera de hacerlo eficientemente es sistematizar el proceso desde el principio. Configura un sistema de facturación simple pero eficiente para que pagues a los subcontratistas el mismo día de cada mes. Pide a tus subcontratistas que te envíen facturas para facilitar el mantenimiento de los registros y para realizar el seguimiento de todas las tareas, además podrás verificar la exactitud de todas las horas facturadas.

También es importante que mantengas registros eficientes de todos los proyectos. Puedes utilizar un sistema en línea como Basecamp para ayudarte a hacer esto o un simple calendario -eso realmente depende de tí – solo asegúrate de que puedas hacer seguimiento fácilmente a todos los proyectos.

Fomenta nuevos negocios.

A medida que construyes una base de datos de Asistentes Virtuales que están disponibles para asumir un nuevo trabajo, comienzan a captar nuevos negocios. Comercializa tus servicios para obtener nuevos clientes. Utiliza los foros en línea para hacer saber a los dueños de negocios que estás disponible. Anuncia tus servicios estratégicamente tanto online como offline. Escribe y distribuye artículos sobre temas relacionados con tu negocio. Y, básicamente, que los clientes potenciales sepan que tú y tu equipo puede ayudarles con sus proyectos.

Un sitio web profesional y bien diseñado desempeñará un papel importante para ayudarte a construir tu negocio. Incluye una sección de “Preguntas Frecuentes” completa sobre tu negocio y servicios. Deja a los clientes saber que tienes un amplio pool de asistentes que pueden ayudar con un gran número de tareas. Dales una lista detallada de todos tus servicios. Y no olvides hacer que el  contacto contigo sea fácil -incluir una dirección de correo electrónico, dirección postal y número de teléfono, donde sea posible.

Construir un gran equipo.

La clave para hacer de tu expansión un éxito será, en el fondo, un gran equipo de trabajo. Para hacer esto, asegúrate de tratar de manera justa a tus subcontratistas: ofrecer buenas tarifas para sus servicios, ser respetuoso y tratar de darles nuevos proyectos con la mayor regularidad posible.

La comunicación es también extremadamente importante. Configurar un sistema para que no haya posibilidades de malentendidos. Pide a tus subcontratistas que confirmen nuevos proyectos. Establece tiempos de respuesta claros y pídeles que te notifiquen en caso de que no puedan cumplir sus plazos tan pronto como sea posible.

La construcción de tu negocio de Asistencia Virtual es posible. Es sólo cuestión de “pensar en grande” desde el principio. ¡Buena suerte!

Traducción del artículo: Expanding Your VA Business

Comentarios

comentarios

Share This