Una duda recurrente entre los emprendedores una vez que deciden iniciar un negocio digital es cómo conseguir ese cliente ideal. Como hemos dicho en otras oportunidades para el Asistente Virtual es fundamental diseñar un Plan de Mercadeo o de Marketing para darse a conocer, delimitar y dar forma a esa línea de acción que nos planteamos para conseguir nuestros objetivos.

Uno de los puntos clave es elegir de manera adecuada con quién podemos y queremos trabajar. Esas personas o empresas que constituyen los clientes ideales para nuestros servicios.

Ten claro cuál es tu nicho de mercado

¿Cómo hacerlo? Lo primero es desarrollar un perfil de ese nicho de mercado que deseamos captar. Ya sea de forma tradicional o a través de plataformas digitales debes conocer quién es tu público objetivo.

Desde la reconocida plataforma de inbound marketing  o marketing de atracción y ventas HupSpot, recomiendan empezar con una descripción semi-ficticia de tu cliente ideal basado en datos reales y alguna especulación fundamentada acerca de los datos demográficos como edad, nivel socioeconómico, ubicación geográfica; entre otros y patrones de comportamiento como intereses, motivaciones y necesidades.

Luego de tener ese perfil puedes iniciar el primer acercamiento. Generalmente, las primeras puertas a tocar son las de nuestros círculos de conocidos: familiares, amigos, excompañeros de colegio o trabajo.

Usa las plataformas adecuadas

Pueden enviarles correos electrónicos, hacer llamadas o dejarles mensajes en privado en sus redes sociales explicando de manera muy breve tu oferta de servicios, las ventajas que tendrían para su negocio al contratarte y sobre todo dónde pueden ver tu trabajo; justo por esto es fundamental que el Asistente Virtual debe tener una página web, ya que es tu carta de presentación y el principal punto de contacto con los clientes.

De esto deriva la próxima recomendación: hacer networking; que no es más que relacionarnos con otras personas para ampliar nuestra red de contactos.

Puedes hacerlo de manera tradicional, asistiendo a eventos como foros, conferencias, ferias, etc. Vinculadas a tu área de experticia y aprovechar el espacio para el intercambio de ideas, tarjetas de presentación y hacer relaciones públicas.

Por otro lado, puedes hacer networking digital, creando tu perfil en redes sociales generales como Twitter, Facebook y Google, y profesionales como Linkedin. Participar en grupos o foros de discusión en los que puedas también hablar de ti y aportar tus conocimientos, al punto de ser reconocido como experto en esas comunidades virtuales.

La ventaja de esta modalidad con respecto a la anterior es que en lo online no debes desplazarte y puedes invertir menos tiempo con respecto a la offline.

Prepara tu “speech”

Una vez que logres conseguir esos primeros clientes, ellos de por sí solos se convertirán en tus primeros referentes pues si haces bien tu trabajo no dudarán en recomendarte con sus conocidos y así poco a poco podrás construir tu cartera de clientes y  tu portafolio de negocios.

Ahora bien, no olvides que como emprendedores debemos estar atentos ante cualquier oportunidad por lo que es recomendable que escribas y memorices  los puntos o mensajes clave de tu propuesta de valor para que se convierta en tu enunciado de posicionamiento.

Así cuando te pregunten a qué te dedicas, puedas responder fácilmente qué haces, cómo resuelves la necesidad o problemas de otros emprendedores o simplemente colaboras con el desarrollo de sus empresas a partir de rasgos distintivos.

Todos podemos aprender de las distintas experiencias. Cuéntanos en los comentarios cómo fueron tus inicios como Asistente Virtual, sobre ese primer cliente y si estás trabajando en la captación de ellos si te fue de utilidad este contenido y qué otro consejo podemos agregar.

¡Déjanos tus comentarios en Facebook!
Share This