Cuando te planteas tener tu propio negocio, con frecuencia, es fácil comenzar, pero mucho más difícil mantenerte en marcha cuando las cosas se ponen un poco duras.

Aquí hay diez consejos para ayudarte a mantenerte comprometido: .

  1. Fija metas. Sin metas, realmente no hay muchas razones para que estés en el negocio. Si deseas estar conectado a tu negocio, éstas te ayudarán a darte cuenta de porqué estás en él.
  2. Mantén tus metas en mente. Iniciaste tu negocio por una razón. Necesitas tener eso en mente para que no te pese el día a día de tu trabajo. En primer lugar, mantén pequeñas imágenes u otras cosas memorables que te recuerden por qué estás haciendo lo que haces.
  3. Sé flexible. No hay un método único para el éxito; puede ser que tengas que intentar muchas cosas antes de que encuentres lo correcto para tí. La clave es ser flexible y estar dispuesto a probar cosas  nuevas cuando las actuales no estén funcionando.
  4. Sé persistente. Puede que estés deseando cambiar si las cosas no están funcionando, pero no puedes renunciar a todo tan rápido. Tienes que estar dispuesto a continuar intentándolo y seguir adelante, aunque las cosas no salgan tan bien.
  5. Hazlo divertido. Todos queremos hacer cosas que sean divertidas, y alejarnos de las que no lo son. Asegúrate de que el camino que persigas no sólo sea rentable, sino agradable para tí. Si tienes cosas que necesitas hacer, pero no son tan divertidas, intenta convertirlas en un juego, como lo haces probablemente con tus hijos para hacer sus tareas.
  6. Busca personas de apoyo. Es mucho más fácil mantenerse comprometido con algo si hay gente en las gradas animándote. Tómate el tiempo para hablar con personas que apoyan tu negocio. Si no conoces muchos, trata de encontrar personas como tú, online y en actividades locales para que puedan animarse mutuamente.
  7. Consigue ayuda. Si eres como la mayoría de las personas, probablemente piensas que puedes conseguir que tu negocio vaya por su cuenta. Y si eres como la mayoría de la gente, probablemente no puedas. Iniciar tu propio negocio es un gran trabajo, y es perfectamente normal que necesites un poco de ayuda u orientación. Trata de encontrar un mentor que ya haya tenido éxito en tu área para guiarte y te dé sugerencias. También serán un recordatorio constante de que lo que estás tratando de hacer, es alcanzable.
  8. Revisa lo que has hecho. Si sientes como si quisieras renunciar o simplemente te sientes derrotado, toma papel y lápiz y anota lo que has logrado desde que empezaste tu negocio. Incluso si es sólo una pequeña cosa, anótala. Cuando termines, probablemente te sentirás mejor al darte cuenta de lo mucho que has avanzado. A continuación, guarda la lista y revisarla y actualízala cada cierto tiempo para mantenerte motivado.
  9. Amplíate. Probablemente has descubierto que cuando tienes una nueva idea o proyecto, te emocionas mucho. Trata de expandirte constantemente yendo a seminarios, leyendo libros electrónicos, boletines informativos y haciendo otras cosas que te ayuden a encontrar nuevas ideas  para obtener nuevos proyectos. Cuantas más cosas nuevas hagas, más entusiasmado estarás haciendo tu trabajo.
  10. Mantente positivo. Una actitud positiva te mantiene motivado durante un largo camino. Toma medidas para mantenerte mirando el lado positivo de la vida y del trabajo. Así será más fácil mantenerte en marcha.

Traducción del artículo 5 How to Stay Committed To Your Business

¡Déjanos tus comentarios en Facebook!
Share This