Trabajar desde casa nos brinda innumerables beneficios como obtener mayor autonomía, flexibilidad y movilidad; es una gran oportunidad para quienes desean laborar de manera independiente sin sacrificar su vida familiar. Sin embargo, al ser nuestro propio jefe algunas veces caemos en errores que definitivamente debemos evitar. Aquí presentamos cinco de los más comunes:

1. No contar con los recursos tecnológicos adecuados

Trabajar desde casa debe ser sinónimo de facilidad pero para que eso sea posible es vital contar con los recursos tecnológicos adecuados ya que son fundamentales para nuestro óptimo desempeño.

Desde Profesional Virtual siempre recomendamos que  debes tener una computadora o lapto principal y una alterna en caso de que ocurra algún percance con esta y te sirva para continuar con tus labores: ya sea otra computadora, una tablet u otro dispositivo móvil; un tu teléfono inteligente que te permitirá tener todo a mano al momento de movilizarte; una línea telefónica solo para tu negocio y un espacio físico para tu trabajo fuera de interrupciones.

Todo esto sumado a una buena conexión a Internet por supuesto, nuestro intangible más preciado. Como ves, la inversión para ser Asistente Virtual es mínima comparada a otros emprendimientos; pero definitivamente debes invertir.

Si manejas información sensible de alguna empresa es importante también considerar contar con buenos proveedores informáticos que te brinden la seguridad necesaria para que no pongas en peligro información de tus clientes.  Como los administradores de contraseñas, por ejemplo.

2. Procrastinar constantemente

Sentir que tenemos flexibilidad de horario puede hacernos caer en el gran pecado de procrastinar (aplazar tareas importantes por otras que no lo son tanto) o perder tiempo valioso en cosas que no lo ameritan. En la triple W es muy fácil dejarse perder en la gran cantidad de información que tenemos disponible. De una página en la que estamos haciendo una investigación de trabajo podemos saltar a un portal de noticias, de allí a un video y de allí a una red social pasando horas y horas de trabajo productivo y al final del día sentir que no avanzamos en nada.

Existen muchos métodos para ser más productivos al momento de trabajar; aplicaciones  que nos ahorran tiempo y acciones que nosotros mismos podemos hacer para tener un buen uso de este importante recurso que es lo único que no vuelve.

Puedes llevar una agenda de tus tareas diarias y clasificarlas en urgentes e importantes. Fija un momento del día para responder correos, enviar presupuestos y hacer seguimiento de tus reportes a tus clientes. Destina un día de la semana para reuniones con tus clientes y otro momento en el que puedas separar tu tiempo en inspiración y otro para ejecución. ¿Por qué? muchas veces caemos en la tentación de dedicar más tiempo a la ejecución y generamos  nuevas ideas dentro de los lapsos de trabajo, descuidando una labor de gran importancia para nuestro negocio. Asigna bloques completos enfocados en cada área y obtendrás mejores resultados.

3 No hacer buen uso de tu tiempo

Este error viene muy ligado con el anterior porque también está relacionado a la productividad. En otros artículos hemos hablado de cuánto cobrar como asistente virtual y de la importancia de fijar nuestras tarifas de trabajo en función a las horas invertidas o a sus esfuerzos por proyectos.

En ese sentido, si has planificado tu trabajo en función a ello, es importante que respetes los horarios y no te sobre cargues o autoexijas por demás ya que esto puede afectar tu salud. El estrés sigue siendo la causa de mayor preocupación en el mundo; aún en los emprendedores.

El hecho de no tener una persona que nos marque el horario de trabajo puede hacer que pasemos  largas horas en la noche y hasta de madrugada trabajando frente al computador. A todos nos ha pasado ocasionalmente, pero no podemos convertirlo en un hábito porque a la larga va a implicar una saturación mental que no nos va a permitir ser productivos.

Así que ¡Recuerda respetar los horarios y descansar!

4 Tener más clientes de los que puedas mantener

¿Cuántos clientes puedes tener como Asistente Virtual? Eso dependerá de ti. Solo tú sabes cuánto tiempo estás dispuesto y puedes entregar a cada proyecto. En promedio un Asistente Virtual puede trabajar fácilmente hasta con cinco clientes; sin embargo eso siempre va a depender de las tareas y el tiempo que debe dedicar a ellas para no convertirte en esclavo de tu trabajo y descuidar otras áreas de tu vida.

Como emprendedores tenemos la posibilidad de estudiar a nuestros clientes, saber cuál es el perfil de ese cliente ideal de acuerdo a nuestro nicho de mercado. Tener esto claro te permitirá mantener una cartera de clientes constante sin que implique una saturación.

Además, siempre está la opción de buscar apoyo con otros asistentes virtuales para que te colaboren en proyectos que no puedas hacer solo.

5. Dejar de formarte

Los profesionales independientes deben formarse y estar actualizados continuamente para ser competitivos en el mercado.

Como emprendedores debemos concebir la lectura como parte de nuestro trabajo. Participar en eventos que nos permitan además cultivar buenas relaciones; participar en comunidades online y hacer cursos en nuestra área de experticia son actividades que podemos realizar de forma autodidacta que redundarán en nuestro  desarrollo profesional y personal.

¿Has caído en alguno o varios de estos errores? Cuéntanos y coméntanos cómo los has superado.

¡Déjanos tus comentarios en Facebook!
Share This