Muchas personas sueñan con trabajar para sí mismas, ser su propio jefe y tener la libertad de abordar solamente a los clientes y los proyectos que aman.

Sin embargo, lo que no se dan cuenta es que hay una gran diferencia entre desarrollar un negocio digital y ser un trabajador por cuenta propia.

Por ello es importante iniciar con la mentalidad de construir un negocio, no otro trabajo.

Los dueños de negocio escalan sus ingresos. Los trabajadores por cuenta propia intercambian dinero por horas.

Los dueños de negocio aprovechan las habilidades y el talento de los demás. Las personas que trabajan por cuenta propia solo confían en sus propias habilidades.

¿Te desanima esta perspectiva? No es la idea… Ten en cuenta que en muchos casos un negocio digital exitoso comenzó con un trabajador por cuenta propia. Solo que no te quedes ahí.

Estos consejos te ayudarán a construir un negocio digital sostenible en lugar de simplemente otro trabajo:

No intentes hacerlo todo tú mismo

Desarrollar un negocio sostenible requiere que aproveche los talentos y el tiempo de los demás. Si bien puede parecer rentable simplemente hacer todo tú mismo/a especialmente en la fase inicial cuando es probable que tengas más tiempo que dinero, es un camino que te llevará invariablemente al agotamiento y el estrés.

Más bien, separa tus tareas en aquellas que amas y que son especialmente adecuadas para ti y aquellas que no te gustan y en las que no eres bueno/a.

Luego, elabora un plan sólido para hacer que esas tareas para las que no eres bueno/a salgan de tu lista de cosas que hacer.

Si sientes que no puedes darte el lujo de subcontratar todo en este momento, comienza con lo que tiendes a postergar más, incluso si solo te toma unas pocas horas al mes.

Puedes delegar esas tareas en un asistente virtual. Si eres asistente virtual, puedes conversar con un colega para hacer un intercambio de servicios.

No te permitas trabajar todo el tiempo

El problema de trabajar desde casa es que vives en el lugar de trabajo. Y eso significa que no hay una línea clara entre tu día de trabajo y tu vida hogareña.

Como siempre hay trabajo por hacer es fácil encontrarse trabajando a cada momento disponible, a menudo en detrimento de las relaciones familiares.

Puedes contribuir a evitar esto mediante:
• Establecer un horario de trabajo y sobre todo apegarte a este.
• Tener un espacio de oficina con una puerta que puedas cerrar cuando hayas terminado. O simplemente apagar y guardar tu laptop fuera de vista puede servir. 😉
• Programar horas para la familia y otras actividades.
• Tomarte un tiempo para ti.

Las vacaciones y el tiempo de inactividad son importantes

No diseñes un negocio que requiera que estés “en la oficina” todos los días.

Al principio es posible que debas estar disponible más tiempo pero definitivamente debes estar dando pasos definidos para que llegue el día en que puedas estar “desconectado/a” durante largos períodos de tiempo. En ese sentido te ayudará:

• Tener contratistas de confianza que puedan manejar las cosas cuando no estés disponible.
• Tomar ventaja de plataformas de automatización, como los auto-respondedores.
• Diseñar sistemas y procedimientos repetibles para que no estés constantemente reinventando la rueda.

Si bien es posible que no puedas irte de vacaciones a una isla lejana sin acceso a Internet durante semanas, al menos podrás reducir tu carga de trabajo a un check-in diario.

¿Suena imposible? No lo es. Con un poco de previsión y planificación, puedes crear un equipo (y los sistemas necesarios) para desarrollar un negocio digital desde casa con éxito sin sentirte abrumado/a y con exceso de trabajo.

¡Déjanos tus comentarios en Facebook!
Share This